¿Es el iPhone del presidente Obama un problema de seguridad?

Barack Obama, uno de los más prestigiados miembros fieles de Blackberry, dejó perplejos a muchos el lunes con su primer tweet de @POTUS, el cual fue enviado desde – ¡oh! – un iPhone.

Sin título-1

Es virtualmente imposible identificar el dispositivo en la mano de Obama en esta foto de él twitteando desde la cuenta el lunes, pero los meta datos del tweet revelaron el secreto para todo aquél que use Tweetdeck o cualquier cliente terciario de Twitter.

Aunque Obama ha sido durante mucho tiempo fiel a su BlackBerry, según los informes, cambió a un teléfono Windows Sectera Edge durante algún tiempo después de ser elegido en 2008.

En 2013, él dijo que tenía que usar un BlackBerry en lugar de un iPhone por motivos de seguridad; de hecho, casi todos los trabajadores del gobierno prefieren BlackBerrys para esa misma razón.

La cuenta @BarackObama siempre ha enviado mensajes en nombre del presidente, pero está a cargo por su grupo ” Organizing for Action”. La cuenta oficial, utilizada a través del iPhone, es una cuenta oficial del gobierno.

Como resultado, el iPhone en cuestión pertenece a la Oficina Ejecutiva del Presidente, no el propio Obama.  Aún así, el uso de un iPhone es sorprendente: Los dispositivos de Apple son generalmente más difíciles de usar de forma segura que un BlackBerry, aunque ha habido un gran progreso en ese frente en los últimos años. En 2013, el iPhone recibió la certificación FIPS, que es un conjunto de normas de seguridad para las agencias gubernamentales no militares. Eso significa que iPhone, en circunstancias relativamente estrictas, son presa fácil para la labor del gobierno.

Jonathan Zdziarski, un investigador de seguridad de iOS que envió uno de los tuits anteriores, explicó que aunque Apple ha aumentado la seguridad de iPhone en los últimos años, el teléfono aún puede ser hackeado en muchos sentidos.

“Todavía hay varias técnicas que se encuentran dentro del alcance de un gobierno extranjero, así como los investigadores de seguridad y forenses nerds como yo, para extrapolar ciertos datos de los dispositivos bajo diversas circunstancias”, dijo Zdziarski por correo electrónico. “Incluso el simple hecho de cargar la aplicación equivocada de App Store o el teclado en un dispositivo podría introducir un código que sería problemático para un objetivo de tan alto perfil”.

Un atacante determinado, Zdziarski sugirió, podría tratar de hackear el dispositivo a través de redes inalámbricas para tomar el control de la cámara del iPhone y el micrófono. Advirtió a todo aquél que esté controlando el dispositivo de Obama debería de desactivar todos estos componentes.

Zdziarski admitió, sin embargo, que si el presidente sólo va a utilizar el iPhone “para enviar tweets desde su oficina, y mantenerlo apagado el resto del tiempo,” las preocupaciones de seguridad, probablemente no son tan grandes.


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.