Todo un mundo de entretenimiento en tu Smart TV

El mundo de la tecnología nunca para de evolucionar, lo que repercute también en nuestro mundo cotidiano. Si nos fijamos en nuestras formas de entretenimiento, por ejemplo, no hay duda de que el ocio es uno de los sectores que más ha cambiado con los hitos tecnológicos.

Y en este sentido, destaca la televisión, cuya llegada marcó un antes y un después en el mundo del entretenimiento. El reto ahora es conseguir televisores cada vez más “inteligentes” para que los espectadores dejen de ser meros observadores y se conviertan en usuarios activos, que interactúen y decidan los contenidos. ¿Parece complicado? Pues ya se está consiguiendo con los Smart TV.

Sony Smart TV

Se trata de televisores “inteligentes” que nos ofrecen más posibilidades además de ver los canales de forma convencional. La diferencia es que un Smart TV se conecta a Internet, con todas las opciones que ello conlleva, desde buscar información, comentar lo que estamos viendo, utilizas apps o comunicarnos con nuestros seres queridos. De hecho, al poder navegar por Internet, un Smart TV nos permite hacer muchas de las cosas que hacemos con un ordenador, como poder acceder a las redes sociales o incluso tener videoconferencias con tus familiares gracias a las apps que existen para ello.

Ofrece también muchas novedades a la hora de elegir la programación. Si te gustan los deportes, este dispositivo te encantará. Y es que un Smart TV se puede programar para que se encienda y grabe el partido que elijas. Además, con las jugadas grabadas puedes hacer un debate como los que hay en la televisión.

Otra de las ventajas más importantes de este tipo de televisiones es que con ellas puedes acceder al contenido online. No olvides que parte de estos contenidos ya están en formato 4K, cuya resolución es cuatro veces superior a la de la Full HD. Por eso, conviene que si compras un Smart TV éste sea compatible con esta tecnología, como ya lo son los televisores de última generación de Sony. Así podrás disfrutar de las series y películas en 4K que ya ofrecen plataformas como Netflix o los canales de Youtube.

Si tienes niños, este tipo de televisores también pueden hacer mucho por ti. Cuentas con mucha programación infantil para elegir, además de poder utilizar el televisor para jugar, como si de un ordenador o una tableta se tratara. Y, por supuesto,  con un Smart TV también puedes interactuar y, por ejemplo, pedir comida para llevar o descargarte música y vídeos en Spotify o YouTube. Además, como cuentan con WiFi permiten enviar contenido como fotos o vídeos sin necesidad de utilizar ningún cable.

Ya ves que son muchas las novedades que aportan los Smart TV. Son el comienzo de una nueva forma de ver y utilizar la televisión. No obstante, si estás pensando en comprar un televisor, dedica tiempo a decidir qué modelo es el que más se ajusta a lo que buscas. Cada usuario tienes unas necesidades y un presupuesto.

La oferta en el mercado es enorme, así que conviene analizar al detalle lo que necesitamos y, sobre todo, lo que vamos a utilizar. Nunca es rentable pagar por un dispositivo si no le vamos a sacar el máximo partido.


Artículos relacionados