X
    Categorías: Software

Cómo Optimizar Windows y Acelerar el PC en 5 minutos

Optimizar Windows ha sido desde siempre una tarea que todo aficionado a las computadoras ha tenido que realizar, pues por una razón u otra, Windows se vuelve lento, y es necesario optimizar su rendimiento para hacerlo tan rápido como el primer día. Hoy veremos una serie de consejos que te enseñarán cómo optimizar y acelerar Windows para transformar tu PC lento en un PC rápido.

Optimizar Windows para tener el mejor rendimiento

Previamente hemos hablado sobre cómo acelerar Windows 7, cosa que ha ayudado a muchísimos usuarios que aún siguen usando este sistema operativo “viejo” de Microsoft.

Incluso hemos publicado una completa guía sobre cómo acelerar Windows 10, que también ha sido bien recibida por los nuevos usuarios del sistema operativo más actualizado de la compañia de Redmond.

Y hoy veremos consejos prácticos para optimizar cualquier tipo de Windows, sin una versión en específico, esto incluye Windows 7, 8 y 10.

1. Utiliza el Solucionador de problemas de rendimiento

Windows incluye un “solucionador” de problemas de rendimiento. Esta aplicación puede detectar fallos de rendimiento ocasionado por malas configuraciones en los servicios del sistema operativo, así como otros problemas que ralentizan el rendimiento de Windows, y provee al mismo tiempo de una rápida solución a los mismos.

Abre el Solucionador de problemas de rendimiento:

  1. Click en Inicio.
  2. Click en Panel de Control.
  3. En la búsqueda escribe: “solucionador de problemas”.
  4. Click en “Solución de problemas”.
  5. Click en la opción “Sistema y seguridad”.
  6. Click en “Buscar problemas de rendimiento“.

2. Desinstala programas que no uses

Uno de los consejos más viejos y sabios: no tengas instalados programas que usas poco o nunca. Uno de los mayores problemas de instalar tantas aplicaciones en los sistemas operativos es que luego llenan nuestro disco duro, consumen recursos de cpu, ram, i/o, y esto se traduce en un menor rendimiento a la hora de ejecuta tareas.

Incluso Windows viene con muchísimas utilidades y cosas que no son nada necesarias, deberías remover todo aquello que no uses, no sólo porque mejorarás el rendimiento, sino también porque tendrás menores chances de que tu equipo sea atacado por malware enfocado en vulnerabilidades de estas aplicaciones.

Luego de desinstalar programas en Windows, fíjate qué tal corre respecto a la vez anterior, estamos seguros que notarás una mejoría significativa.

3. Limpia el disco de tu PC

Existen muchísimos programas para limpiar tu disco duro, incluso Windows incluye uno llamado “Liberador de espacio en disco“. Esta herramienta te ayudará a liberar espacio en disco que estés utilizando innecesariamente como datos alojados en la papelera de reciclaje, archivos temporales de sistema y elementos que no necesitas para nada en tu día a día y que sólo recargan el uso de disco.

Tener un disco duro limpio es siempre el primer paso para optimizar Windows 8 para que vaya lo más rápido posible.

Y si necesitas tips avanzados sobre cómo limpiar tu PC de basura, te recomendamos leer este fantástico artículo que habla de ello: Limpiar PC.

4. Desfragmenta el disco duro HDD

La fragmentación de datos hacer que el acceso a los mismos sea más lento que un ordenador con un disco desgrafmentado. Todas las versiones de Windows incluyen una utilidad para desfragmentar el disco duro.

Mucho cuidado: la desfragmentación de disco sólo se recomienda para quienes usan discos duros SATA, SCSI, o HDD. Si tienes un disco SSD de estado sólido no necesitas desfragmentar nada pues usan una tecnología diferente a los tradicionales y van ya de por si muchísimo más rápido. 

5. Desactiva los efectos visuales

En Windows hay un total de más de 20 efectos visuales que a la hora de poner en balanza efectos bonitos vs rendimiento son los primeros en salir volando. Veamos cómo podemos remover esos efectos bonitos pero que tan mal le hacen al CPU y la RAM de nuestro Windows:

  1. Click en “Inicio” – “Panel de Control”.
  2. Click en la búsqueda y escribe: “Información y herramientas de rendimiento“, click allí.
  3. Click en “Ajustar efectos visuales“.
  4. Click en la pestaña “Ajustar para obtener el mejor rendimiento“.
  5. Aceptar.

Esto hará que desaparezcan los efectos visuales, reinicia tu PC para asegurarte de que los cambios se tomen bien.

6. Actualiza tus drivers

Algo que muchas personas dejan de lado y olvidan es la importancia de actualizar los drivers asiduamente.

Los drivers son los controladores que permiten que tu hardware y dispositivos funcionen y se puedan comunicar de forma exitosa con tu software. Sin ellos nada funcionará bien en tu PC.

Por eso es imporatante mantenerlos actualizados en todo momento, debido a ello hace un tiempo hemos escrito un interesante artículo que te puede resultar útil, donde se describe como actualizar los controladores de Windows tanto manual como utilizando herramientas automáticas, este es el enlace: Actualizar Drivers en Windows.

7. Actualiza Windows a la última versión

Si vas a optimizar Windows siempre debes asegurarte de tener la última versión actualizada corriendo en tu PC, de esta forma podrás estar tranquilo y al día de que todos los bugs, vulnerabilidades y malos funcionamientos de versiones anteriores ya están actualizados / parcheados en tu actual sistema.

Tener windows actualizado es vital si quieres lograr un buen rendimiento, ya que las actualizaciones no sólo mejoran la estabilidad del sistema, sino que aplican mejoras al rendmiento y velocidad en que corren las aplicaciones.

8. Reinicia Windows cada cierto tiempo

Muchas veces algunos procesos de sistema suelen “bloquearse” o “trancarse” de tal manera que comienzan a consumir una enorme cantidad de memoria y CPU, en estos casos cuando no puedes terminarlos con el clásico CTRL + ALT + SUPR, la alternativa que queda es reiniciar el equipo.

Prueba reiniciar el equipo y comenzar a trabajar como lo haces normalmente y fíjate si hay una mejora en tu rendimiento.

9. Añade memoria RAM

Si bien tratamos de que no gastes dinero invirtiendo en más hardware, lo cierto es que para que Windows 7 vaya bien a nivel de rendimiento se recomienda un mínimo de 3 GB de RAM, óptimo 8 GB y rendimiento excelente con 12GB a 16GB.

La memoria RAM es uno de los componentes más usados por los servicios de sistema, y si bien Windows puede correr con 1GB de RAM, la experiencia que tendrás no será la mejor, eso está garantizado.

10. Comprueba si tienes virus y spyware

Una de las causas más frecuentes de la lentitud en Windows es la presencia de virus o malware. Estos programas malignos suelen enviar correos electrónicos, utilizar tu internet y recursos del sistema para realizar sus tareas maliciosas.

Asegúrate de utilizar un buen antivirus y anti-malware / anti-spyware, existen muchas opciones gratuitas en la web e incluso Windows trae su famoso Windows Defender, el cual puedes utilizar para buscar Spyware en tu sistema. Eliminar malware es una de las cosas que siempre tienes que hacer cada tanto para evitar la lentitud en tu sistema.

Asegúrate siempre de tener también tu antivirus actualizado y correr scans semanalmente, de esta forma evitarás sorpresas inesperadas y mantendrás la velocidad y rendimiento de tu Windows siempre al máximo.

Conclusión

Microsoft Windows es un sistema operativo que de por si suele ser bastante veloz, puede ser utilizado por técnicos, programadores o bien usuarios normales sin mayores conocimientos técnicos para tareas básicas como chequear el correo o bien navegar por la web.

Sin embargo, algo que todos ellos enfrentan por igual es que tarde o temprano el ordenador se volverá más lento, ahí es donde hechamos mano a guías  de tuning como esta que te permiten al final acelerar Windows utilizando los mejores trucos para optimizar y acelerar Windows siguiendo las prácticas recomendadas por Microsoft.

Tras seguir estos pasos tu PC Windows debería ir más rápido que nunca.

tecnoadmin :