X
    Categorías: Curiosidades

5 consejos para usar tu máquina de café como un profesional

El 90% de los adictos a la tecnología, la programación y los videojuegos también son adictos a otra cosa: el café. Esta grandiosa bebida nos acompaña desde las tempranas mañanas en que ingresamos a nuestro trabajo, hasta las largas noches en vela cuando estamos entregando algún proyecto o estudiando.

Es el compañero fiel de todo estudiante, programador o gamer durante las largas horas frente a la pantalla de nuestra notebook. Por eso hoy vamos a dedicar el siguiente post para brindarles 4 trucos para sacarle el máximo potencial a nuestra máquina de café, y lograr que tu café sea como el que te sirven en las mejores cafeterías.

Hacer un buen café es todo un arte, no es solo mezclar agua caliente con un poco de granos de café molidos, hay consejos y trucos que hoy les traemos, que marcarán un gran cambio en la forma de preparar y servir nuestro café en máquina. ¿Estás listo? Comencemos con los 5 consejos básicos para mejorar tu café diario.

1. Controlar la temperatura del agua

Las buenas máquinas de café te permiten controlar la temperatura del agua, esto es una de las cosas más importantes a la hora de preparar un buen café. Cuanto mejor es tu máquina, más control te permite tener sobre la preparación que realizas. Asegúrate entonces de que tu máquina tenga un control de temperatura, y una vez la puedas controlar, el café debe hacerse a una temperatura entre 90 a 94 grados.

Y si no tienes un control de temperatura o una máquina que la mida, asegúrate al menos de que el agua no esté hirviendo, de lo contrario podrás “quemar” tu café y no tendrá el mismo sabor que si lo haces a una temperatura como la que mencionamos antes.

2. Moler los granos

El café molido y el café en granos marca una gran diferencia. Incluso en el olor es diferente, huele una bolsa de café molido al vacío, y una bolsa de granos recién molidos y notarás la diferencia.

Al preparar el café es exactamente lo mismo, obtendrás la mayor excelencia en el café si usas una máquina de moler café, o molinillo, hay varios manuales y otros automáticos que dejarán tu café recién molido y listo para usar en la máquina.

Experimenta moliendo el café de formas diferentes y más grueso o más fino, y luego nos cuentas qué tal te fue.

3. La dosis exacta marca la diferencia

Los expertos en café italiano siempre recomiendan que un expreso se haga con 7 gramos de café, ni más ni menos. Esto va un poco en contra de lo que la mayoría de las cafeterías hacen, que es servir unos 16 a 20 gramos de café por taza.

También es importante asegurarse de que el café está ubicado de manera uniforme a lo largo del depósito de café de la máquina, esto evitará que algunas áreas reciban mayor presión que otras, donde sin dudas cambiará el sabor del mismo.

4. Tiempo de extracción

El tiempo en que retiramos el café de la máquina es uno de los puntos que mejor se pueden mejorar al hacer café a diario. Generalmente se aconseja que se retire la taza de la máquina luego de unos 30 segundos de estar allí tras llenarse los 25 a 35 ml que suelen ocupar una medida de expreso.

La mayoría de la gente retira su café en unos 15 segundos al prepararlo en casa, recuerda dejarlo reposar un poco y esperar hasta los 30 segundos como mínimo para retirarlo.

5. Usa sólo agua 100% pura

Un consejo que está en la tapa del libro pero que nunca viene mal, es no usar agua de grifo o canilla. El café debe hacerse con agua pura de botellas, 100% libre de cualquier tipo de sustancias como cloro y otros derivados que se usan en el agua que llega a tu hogar por cañería.

Cuanto más pura el agua, mayor será el gusto que tenga tu café, incluso si éste no es de los mejores, notarás una gran diferencia.

tecnoadmin :