Aire acondicionado casero

¿Hace calor y no tienes aire acondicionado? Pues construye el tuyo.

Todo lo necesario es un ventilador, una conservadora (o algo que mantenga el frío), algunos tubos y una bomba de agua. Lo que haces es hacer correr el agua helada por los tubos frente al ventilador para que el aire despedido sea frío y llegue fresco a tu rostro. Si bien no es lo mismo que un aire acondicionado, sirve si estás sufriendo mucho calor.

Fuente


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.