Curiosidad: agencia de espionaje británica usaba fluido corporal como tinta invisible

MI6

Aquí hay algo que es el Servicio Secreto de Inteligencia Británico (MI6 para James Bond) probablemente no quiere que sepas. Aparentemente, un tipo conocido como “Cummings” (nombre que deriva del inglés “Cum”, es decir, semen o esperma) encontró cierto fluido corporal que cumplía perfectamente con el rol de tinta invisible. Ya se imaginan de que fluido hablamos.

La “tinta” fue descubierta por Mansfield Cummings en 1915 (en la Primera Guerra Mundial) y un miembro de la inteligencia militar francesa, Walter Kirke, relata en su diario que Cummings le había contado sobre una tinta invisible que superaba todos los procesos de detección y que Frank Stagg, miembro del personal de Cummings, dijo que nunca se olvidaría del encanto que sintió su jefe cuando el equipo descubrió que el esperma no reaccionaba ante el vapor de yodo. Si bien el descubrimiento resolvió un problema, luego trajo otro: su descubridor debió mudarse de su apartamento ya que era el blanco de todas las bromas.

Esta tinta es una de las tantas revelaciones que aparecerán el libro “MI6: The History of the Secret Intelligence Service 1909-1949” de Keith Jeffery, quien tuvo acceso a los archivos confidenciales.

Fuente


Artículos relacionados