Schienenzeppelin, el tren de aluminio que tenía una hélice gigante

Schienenzeppelin

Nunca se me ocurriría que los alemanes hubieran creado algo como el Schienenzeppelin, al menos en la década de 1930. Sin dudas hubiera sido un gran paso para el mundo del transporte, sino fuera por esa enorme hélice desprotegida que lleva al frente.

El Schienenzeppelin fue construido por la compañía alemana Deutsche Reichsbahn, alcanzaba una velocidad de casi 200km/h y tenía 600 caballos de fuerza. De hecho era tan rápido que estableció un nuevo récord y tuvieron que pasar 23 años para que lo rompieran.

De cualquier manera, el Schienenzeppelin nunca fue producido en masa y se dejaron de construir en 1939 debido a problemas de seguridad y fiabilidad con su hélice.

Tal vez, si hubiera entrado en producción, ahora tendriamos autos voladores de alta tecnología surcando los cielos sobre nuestra cabezas.

Fuente


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.