Steve Jobs (1955-2011)

Steve Jobs (1955-2011)

Steve Jobs fue y seguirá siendo uno de los mayores genios de la informática, la tecnología y del entretenimiento digital. Él es sin dudas el Thomas Edison moderno y más aún.

De nombre completo Steven Paul Jobs, este empresario y magnate estadounidense llegó al mundo en California el 24 de febrero de 1955. Como todos sabemos, fue cofundador y CEO de Apple Inc. y fundador de Pixar, ahora propiedad de la Walt Disney Company.

Steve Jobs (1955-2011)

Junto a su amigo Steve Wozniak fundó, en el año 1976 y en el garaje de su casa, una empresa que años más tarde se convertiría en una de las más grandes del mundo: Apple. Gracias a la computadora Apple II, Steve ganó fama y apareció en la portada de la revista Time en una edición del año 1981. En esta época, el negocio iba muy bien y Steve ya era millonario. Pronto en el resto de la década comenzaron a surgir compañías rivales y con esto surgieron nuevas ideas por parte de Jobs.

Pero Steve tuvo que decir adiós a Apple cuando fue despedido en 1985 luego de tener problemas con la directiva de la compañía que él mismo había fundado. 12 años más tarde, las cosas no marchaban bien en Apple, así que regresó para ser el director ejecutivo hasta el 24 de agosto de 2011, día en que renunció.

Steve Jobs (1955-2011)

En la década de los noventas fundó Pixar, el estudio de animación donde fue producida la exitosa Toy Story. Años después Pixar fue integrada a Disney y Jobs se convirtió en el mayor accionista individual de este gigante del entretenimiento.

Con su regreso a Apple la fama y el éxito volvieron con él. En el año 2001 fue lanzado un reproductor de música revolucionario, el famoso iPod, y dos años después, en 2003, se puso online el sitio iTunes, en el cual se han comprado más de 10.000 millones de canciones en los últimos 7 años, dominando así el mercado de la música online.

Según la revista Forbes, en 2011 la fortuna de Jobs era de 8.300 millones de dólares y lo curioso es que su salario en los últimos años era de $1 dólar (sí, sólo 1).

Aquí dejo el que es, en mi opinión, el mejor discurso de este asombroso ser humano y uno de los mejores que he oído.


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.