Las impresoras 3D podrían ser peligrosas para la salud

Las impresoras 3D podrían ser peligrosas para la salud

Por aquí nos encantan las impresoras 3D. Nos permiten crear todo clase de cosas que hace unos años atrás parecía imposible crear con una impresora, lo cual es una clara evidencia de lo mucho que avanza la tecnología. A pesar de ser muy buenas, las impresoras 3D no son dispositivos populares, y de hecho la impresora a tina y la impresora a láser todavía tienen los lugares más altos de la lista de popularidad, aunque puede haber algo que haga que la popularidad de las impresoras 3D comience a decaer.

El Instituto de Tecnología de Illinois ha llevado adelante una investigación tras la cual han concluido que este tipo de dispositivos podría resultar peligroso para la salud de las personas. Ahora la gran pregunta sería: ¿cómo es eso posible?

Como bien sabemos, una impresora 3D lo que hace es imprimir distintas capas para ir formando el objeto tridimensional que le pedimos. Hay un peligro potencial en el proceso ya que en el mismo se deben derretir filamentos de plástico y crear objetos sólidos. Este es un proceso termoplástico de extrusión y deposición que libera partículas ultradelgadas (menos de 100nm de diámetro) en el aire. Dado que las impresoras 3D orientadas al hogar no tienen ningún filtro especial, corremos el riesgo de absorber estas partículas cuando respiramos y existe la posibilidad de que se vayan acumulando en los pulmones o pasen directamente al torrente sanguíneo, lo cual puede derivar en problemas respiratorios y cardiorespiratorios.

Sin dudas es un dato importante a tener en cuenta si estás pensando en comprar una impresora de este tipo.

Fuente

0/5 (0 Reviews)


Artículos relacionados

Reply

error: Contenido protegido.