La Xbox One puede regular su consumo energético para evitar calentarse en exceso

La Xbox One puede regular su consumo energético para evitar calentarse en exceso

El sobrecalentamiento es uno de los principales problemas de diversos dispositivos electrónicos, incluyendo móviles, laptops y también consolas de videojuegos por supuesto. El calentamiento no solo afecta negativamente el rendimiento del dispositivo, sino que incluso puede hacer que el mismo se apague para evitar un desastre (si es que tiene esta función incorporada claro). Ahora quizá te preguntes: ¿la nueva generación de consolas tendrá este problema? Pues hasta donde sabemos, al menos la Xbox One no lo tendrá.

Para aquellos que puedan temer que su futura consola se caliente en forma excesiva, ya no hay mucho de lo que preocuparse. Microsoft ha hecho un buen trabajo al añadir una función algo fuera de lo común a su futura Xbox. Se trata de una función que le permite a la Xbox One detectar cuándo se calienta demasiado para disminuir el consumo energético que realiza, lo cual por ende también disminuirá su temperatura, así es posible evitar incluso que la consola se apaga por sobrecalentamiento cuando estamos jugando.

Ahora nos preguntamos lo siguiente: ¿cuál será la desventaja de esta función? Mientras la consola se enfría, ¿se disminuirá la velocidad del videojuego? ¿O directamente el mismo se pondrá en pausa? La función es estupenda, pero seguramente tenga un efecto secundario que afectará al rendimiento. Habrá que esperar un poco más para que Microsoft brinde más detalles sobre el tema.

Fuente


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.