Otro Galaxy S4 se prende fuego

Una joven de 13 años del estado de Texas recientemente fue despertada por su teléfono móvil en mitad de la noche, pero no fue debido a una alarma o una llamada, sino porque el dispositivo comenzó a incendiarse debajo de la almohada. Ariel Tolfree colocó su Samsung Galaxy S4 debajo de su almohada justo antes de ir a dormir, y se despertó en una situación inesperada. La joven afortunadamente salió ilesa, pero obviamente lo mismo no se puede decir de la almohada, ni mucho menos del teléfono, que quedó totalmente destruido como verán en la imagen de abajo.

Otro Galaxy S4 se prende fuego

El padre de la joven dice que el teléfono se derritió casi por completo, incluyendo la pantalla, el vidrio y parte del plástico, a tal punto que es difícil pensar que esa cosa chamuscada antes era un smartphone. Cuando Tolfree sintió el olor a quemado, nunca se imagino que debajo de su almohada su teléfono estaba ardiendo, pero pronto se dio cuenta de lo sucedido, y el dispositivo ya había quemado incluso parte del colchón y de la madera de la cama.

La familia cree que este accidente puede deberse a la batería, ya que la misma fue cambiada recientemente. No se sabe si la batería colocada era auténtica o era falsa, debido a que quedó totalmente quemada. Anteriormente ya hemos visto muchos casos de personas que salen lastimadas por usar componentes no autorizados, e incluso se han dado algunos casos en que las víctimas han fallecido. Las baterías y los cargadores son dos cosas que siempre debemos comprar originales o autorizados para nuestro dispositivo, ya que de lo contrario nuestra vida podría correr peligro.

Los términos de Samsung indican que el dispositivo no se debe cubrir con sabanas, almohadas, ropa o cualquier otra cosa que pueda bloquear la circulación de aire, ya que esto podría afectar el rendimiento del móvil y provocar explosiones o siniestros como el ocurrido en este caso. Aún así, la compañía ha anunciado que le entregará a la joven un Galaxy S4 nuevo.


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.