Inicio » Nokia 8210: el favorito de los narcotraficantes

Nokia 8210: el favorito de los narcotraficantes

Si retrocedemos 15 años en el tiempo, veremos que los celulares no eran tan sofisticados como lo son hoy, y de hecho su principal cometido era uno: realizar y recibir llamadas. La aparición de los smartphones hace 8 años cambió por completo el mundo de los móviles, integrando por ejemplo la conectividad GPS y otros sistemas de rastreo. No importa mucho el smartphone que uses: si lo has comprado en los últimos años, entonces es posible que las autoridades te puedan ubicar fácilmente. Cuando estamos haciendo algo ilegal esto se convierte en un problema, y para quienes cometen actos ilegales con frecuencia el panorama es muy malo. En Reino Unido los narcotraficantes han iniciado una nueva moda que consiste en volver a una vieja moda: están haciendo uso del viejo Nokia 8210.

Nokia 8210: el favorito de los narcotraficantes

 

Dada la naturaleza de las tareas que realizan los narcos, es obvio que temen ser descubiertos en pleno “trabajo”, ya que fácilmente pueden ser rastreados y atrapados. Para sentirse más seguros han comenzando a utilizar móviles muy básicos como el ya mencionado Nokia 8210, el cual no tiene GPS, ni WiFi ni Bluetooth ni nada por el estilo.

En declaraciones a Vice, un traficante que se ha identificado como K2 ha dicho que debido al avance de la tecnología la policía cuenta con herramientas para rastrear móviles a través de redes WiFi y conexiones Bluetooth. “Todos los traficantes que conozco están comenzando a usar teléfonos viejos como el Nokia 8210, que es el que todos buscan gracias a su reducido tamaño y su batería de larga duración” añadió K2.

El Nokia 8210 fue lanzado en el año 1999, y como todo móvil viejo tenía una duración de batería estupenda, sin mencionar que era capaz de resistir fuertes caídas por ejemplo.

Cuéntanos: ¿aún conservas un móvil de este tipo guardado en algún cajón?


Artículos relacionados:

1 comentario en “Nokia 8210: el favorito de los narcotraficantes”

  1. Lo que quizás no saben esas personas es que las tecnologías que usaban esos teléfono en su momento ya están más que hackeadas, y que posiblemente sean más vulnerables esos viejos teléfonos que los smartphones actuales. Por algo surgen nuevas tecnologías más seguras.

Deja un comentario