La nueva película X-Men: Apocalypse

El director Bryan Singer nos entrega la tercera entrega de la nueva saga de los X-Men. Tras la reconocida X-Men: First Class, y la criticada X-Men: Days of Future Past, los mutantes se quedaron cortos en X-Men: Apocalypse.

La nueva película X-Men: Apocalypse

El hecho de tener un antagonista extremadamente poderoso, muchas veces es considerado como un error narrativo, ya que estas eliminando la tensión del espectador, cuya única y principal duda es la de averiguar cual de los quemados clichés será el que los guionistas insertaron en la parte final de la historia. Según la critica, X-Men: Apocalypse es un claro ejemplo de esta escalada de villanos, que van directamente al precipicio.


“Apocalypse” quien es el villano, tiene un claro caso de Ultronitis, la cual es una enfermedad narrativa que consiste en el espectador rápidamente asumiendo que el “villano super ultra invencible” será vencido. Una fórmula que funciona en los cómics, pero en este caso no en el cine. Una resolución bastante tensa requiere  de muchos sacrificios que la película no aporta para nada. Así, el antagonista nos recuerda a famoso Ultron en The Avengers, o de forma más irónicamente parecida a Doomsday en Batman Vs Superman. Un villano que asusta prácticamente porque te lo cuentan, no porque te lo muestran.

La nueva película X-Men: Apocalypse

En esta nueva entrega se nos introduce a En Sabah Sur alias Apocalypse, quien es el primer humano mutante que, desde hace miles de años lleva absorbiendo el poder de otros. Interpretado bajo un montón de maquillaje y vestuario por Oscar Isaac. Quien encarna a una deidad omnipotente e invencible, la cual despierta tras haber sido enterrado en el antiguo Egipto por un grupo de no-mutantes ateos revolucionarios golpistas de la époco, que querían acabar con él, y salvado por sus secuaces, también mutantes. Técnicamente, los primeros cinco minutos de X-Men Apocalypse son un remake faraónico y bastante acelerado de la clásica historia de los comienzos de X-Men.

La nueva película X-Men: Apocalypse

Y gracias a un (literal) túnel del tiempo en el que de una forma un tanto incomprensible se muestran los típicos iconos de la historia que hasta un estudiante de 10 años de estados unidos pudiera conocer en vez de los más importantes, toda la acción se traslada a la década seguida a Days of Future Past: es decir los turbulentos y recordados años 80. Con sus inolvidables y muy queridos walkman, el adictivo juego Pacman, sus modas y vestimentas.

Déjanos tu opinión sobre esta última entrega de los X-Men.


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.