Una iniciativa dice que su auto impreso en 3D puede batir el récord de velocidad de Porsche

El coche más rápido acelerando en el mundo es el Porsche 918 Spyder, que puede ir de 0-60 mph en 2,2 segundos. Una iniciativa muy audaz San Francisco cree que puede superar eso… con el uso de la impresión en 3D.

echo

 

El superauto de Divergent Microfactories impreso en 3D: el Blade, utiliza juntas de aluminio impresas en tres dimensiones conectadas a tubos de fibra de carbono para crear el marco para el chasis. La compañía asegura que demora ”alrededor” de dos segundos de 0-60 mph y tiene un peso de 1.400 libras.

El Blade también utiliza componentes impresos en 3D para todas las piezas interiores y las rejillas exteriores.

Así que llamarlo el coche impreso en 3D no es del todo exacto: realmente no se puede comparar con Local Motors Strati, que tiene más de sus componentes estructurales impresos en 3D.

El poder de el Blaed proviene de un motor de cuatro cilindros turboalimentados que están construidos por una empresa con sede en Michigan. Afirman que tiene 700 caballos de fuerza, que es casi el doble que la de los más potentes cuatro turbos en la producción, la unidad de 2.0 litros de Mercedes AMG, el cual tiene 355 caballos de fuerza. 700 caballos de fuerza y cuatro turbos son ciertamente posibles, pero plantea muchas preguntas acerca de la confiabilidad.

Puedes pasarte de la presión de sobrealimentación del turbocompresor para hacer impresionantes números de poder fácilmente, pero tiende a tener un poco de un efecto de granada en un motor.


Artículos relacionados