Un misterio embarca el automóvil autónomo de Google

Algún día los automóviles autónomos serán parte de los caminos en ciertas partes del mundo, pero mientras eso llegue a suceder existe un largo camino por delante y sobre todo que la mayoría que no concuerdan con el concepto de “automóviles autónomos”, sepan que existe el avance tecnológico para beneficio del ser humano.

1un-misterio-embarca-el-automovil-autonomo-de-google-tecnomagazine
¿Ya has escuchado de casos misteriosos en la tecnología?, apuesto que este será de tu mayor interés. Entre las cosas raras que suceden a diario se encuentra la noticia compartida por Google, una foto que muestra a un oficial de policía en California, U.S.A, que ha parado un automóvil autónomo por ir muy lento en la via de tránsito.

Sorprendentemente a este punto de la imagen capturada, el policía pensó “El conductor abandonó el vehículo”, ¿manejar muy lento?, “de seguro los seres humanos no son detenidos a menudo por esto tan seguido” exclama Google que se ha reducido la velocidad del vehículo a 25 mph por motivos de seguridad. Se desea que sean amigables y alcanzables, en vez de ir a la velocidad de la luz asustando a los vecinos de las colonias.

Este oficial es el claro ejemplo que muchas personas tratan de discriminar el proyecto de los automóviles autónomos y luego están interesados en conocer más del mismo. Después que ya más de 1.2 millones de millas han sido recorridas por los vehículos autónomos, en Google se sienten orgullosos de nunca haber sido multados. Algo fascinante es el ejemplo que la tecnología compite arriba de las regulaciones, claro esta que los vehículos de Google son legales para andar en los caminos del mundo, pero queda en pie que hay mucho por delante.

Algo que definitivamente llamó mi atención es ver que el oficial de policía se intriga al ver que no hay nadie en el vehículo, pero la pregunta en si sería ¿Pueden los vehículos autónomos responderle al policía? o incluso las llamadas de sirenas policiacas?, bueno aparentemente el automotor reacciona distinto al reconocer que el vehículo policía es distinto y se mueve distinto de esa forma interactúa al reconocer esos movimientos.

Me gustaría poder subirme a uno de estos vehículos autónomos cuando se dé la oportunidad, aunque no estoy muy seguro qué tan seguros sean en cuestión de accidentes viales, pero por lo pronto puedo decir que soy feliz manejando un Toyota 1000, claro regulando la velocidad sin exceder la autoridad.

¿Tu ya has tenido la oportunidad de subirte a un automóvil autónomo?, cuéntanos tu experiencia.


Artículos relacionados