Hizo un drone con su gato muerto

Bart Jansen, es un inventor holandés de profesión y también un taxidermista aficionado. Se le conoce en todas las redes sociales, por el drone que diseñó y que luego elaboró nada mas y nada menos que con el cuerpo disecado de su gato Orville.

drone con su gato

Jansen inicio a coleccionar animales muertos para luego disecarlos en el año 2007 para una publicación llamada Observer’s Book of Roadkill, que podría ser traducido a algo asi como el “Libro del observador de animales muertos en la carretera”.

Asistió a varias clases de taxidermia (el cuales el arte de disecar a los animales), pero este reconoce que no es el mejor taxidermista del mundo y que de hecho, aun solicita ayuda a profesionales cuando no tiene tiempo para realizar el proceso.

Aunque desde pequeño siempre quiso ser un inventor, dice que tampoco es muy aficionado de los drones que se diga, es mas, ni de los vuelos a control remoto. Por este motivo, se asoció con el ingeniero Arjen Beltman, quien es un experto en drones para litelralmente poner su gato a volar.

“Quería hacerle un monumento a mi gato que se llamaba en honor a Orville Wright, uno de los hermanos Wright”, explicó.

“Con eso en mente, el monumento de mi fallecido gato tenía que volar. Hice un dibujo de un gato con una hélice que le sale de la espalda y dije ‘Hagamos un helicóptero'”, adiciona.

Les tomó algo asi como más de 12 meses y tres versiones del “gato volador” antes de que el gato Orville pudiera volar por los aires.

drone con su gato

“Trabajamos sobre el helicóptero Orville durante un año de manera intermitente, y costó aproximadamente unos 2.500 euros sólo en lo relacionado con materiales, sin contar las eternas horas de trabajo experto”.

Jansen, que se describe a si mismo como un artista, ha convertido incluso ratas, tiburones y avestruces en drones voladores, es mas, hasta llego a convertir un tejón en submarino.

“Nunca sé cuál será la próxima cosa pero lo que sí sé es que queremos construir un helicóptero para poder volar nosotros”, comenta Jansen.

“Si voy a volar quiero hacerlo en algo raro”, dijo. “Tenemos una vaca en este momento, está en la curtiduría. Será como un transportador bovino de personal volador”.

drone con su gato

Aunque no lo crean, equipo ahora conformado por Jansen y Beltman, ha recibido varios pedidos vía internet, para convertir las mascotas de otras personas también en drones.

La mayoría de estas solicitudes vienen de los Estados Unidos, aunque Jansen advierte que el producto final que ofrecerá al público, probablemente no se parecerá mucho (por asi decirlo) a la de su adorada mascota.

No obstante a esto, el trabajo de Jansen y Beltman tiene también sus críticos. Tanto en las redes sociales como en los foros y revistas digitales que se escriben artículos sobre su curioso trabajo.

¿Pondrías a volar a tu difunta mascota como un drone?

Artículos Relacionados

AI Professor es un asistente robot pensado para las familias Con los actuales avances en los algoritmos de inteligencia artificial su alcance a diversas tareas se vuelve cada vez mayor, se ocupan de cada vez más...
Aprende a programar con este pequeño robot La programación es una de las prácticas que envuelven más y más los intereses de los más jóvenes. Con cada vez más cosas siendo informatizadas en la a...
Drones que transportan sangre En el país africano de Ruanda, se utilizan drones para transportar sangre, por lo que se estaría estrenando como pionero en la implementación de estos...