Una papelera automática

No necesita que abras su tapa para arrojar residuos ni tampoco que te acerques a ella para oler los aromas que despide, sino que solo necesitas hacer que el censor infrarrojo detecte tu mano y la papelera automática se abrira por si sola.  Pero hay más, también cuenta con un sistema de reciclaje y con unas rueditas para no tener que levantar las bolsas.

¿Qué te parece?

Fuente


Artículos relacionados