Las baterías con virus en su interior duran hasta 10 veces más

Virus del tabaco en acción

El virus mosaico del tabaco es un virus que se desarrollando comiendo dicha planta y otros vegetales. Gracias a las investigaciones que la tecnología actual nos posibilita, los científicos han descubierto que al poner dicho virus en los electrodos de una batería la capacidad de la misma puede incrementar en un factor de diez.

El proceso inicia con una cepa del virus que ha sido modificada genéticamente para que uno de sus extremos pueda unirse a la placa de metal. Este virus modificado se pone en una hoja de tabaco y luego de un par de semanas la planta ya ha sido infectada totalmente, por lo que el virus es cultivado y luego depositado en una placa metálica, donde la modificación hacen que todos queden “plantados” como si fueran árboles, creando así una especie de bosque. Finalmente el virus es tapado por una capa conductora, la cual lo vuelve inofensivo, lo hace durable y lo convierte en una batería que dura 10 veces más que las convencionales.

El aumento se debe a que se incrementó el área de los electrodos gracias los “bosques”, dando 10 veces más espacio para almacenar electricidad. La estructura se desarrolla por sí misma sin la necesidad de ningún tipo de agente externo, y una vez el proceso sea llevado a escala industrial, será más fácil y barato crear nuevas baterías.

Fuente


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.