Cuidado con los cargadores USB genéricos

Lo único bueno que tienen los productos genéricos es que son de precio bajo, ya que su calidad deja mucho que desear en comparación con otros creados por compañías conocidas. Una reciente muerte producida en Australia debido al uso de un cargador USB genérico ha alertado al gobierno del país, que ha lanzado un comunicado en el cual sugieren a la población no utilizar cargadores de este tipo o no aprobados para recargar dispositivos. Esta clase de cargadores suelen ser muy baratos y podemos encontrarlos en tiendas de descuento y en Internet a través de portales como eBay por ejemplo.

Cuidado con los cargadores USB genéricos

Recientemente, una tienda de Australia tuvo que despedirse de muchos de sus cargadores, ya que eran genéricos y de baja calidad, lo cual puede suponer un gran riesgo para las personas que los compren. La persona a cargo de la tienda podría enfrentar cargos debido a la venta de esta clase de productos. En estos casos, las multas pueden ascender hasta $87.500 dólares y/o dos años de prisión, según cada caso.

Según el gobierno, los dispositivos no autorizados, de terceros y/o genéricos no aprueban los requerimientos de seguridad establecidos por las leyes de Australia, y por lo general están hechos con peores materiales.

Esta no es la primera vez que vemos noticias sobre este tipo de casos. En anteriores ocasiones ya hemos leído sobre personas que se han quedado electrocutadas al usar cargadores genéricos o no aprobados, y en otros oportunidades los cargadores han explotado, causando heridas graves.

Puede que los cargadores certificados y fabricados por compañías conocidas cuesten un poco más, pero sabemos que estaremos usando un producto de calidad y no uno que podría explotar o hacer que nos electrocutemos en cualquier momento. Obviamente que se han dado casos en que algunos cargadores aprobados han salido defectuosos, pero las probabilidades de que esto ocurra son muy bajas.


Artículos relacionados