Un hombre es arrestado por fabricar armas con su impresora 3D

Las impresoras 3D son un evento revolucionario, de eso no hay dudas. Existen incluso versiones gigantes que permiten crear casas rápidamente. Recientemente, un ciudadano japonés ha sido enviado a la cárcel por dos años debido al uso que le daba a su impresora 3D. Esta persona de 28 años fabricó al menos dos armas de fuego totalmente funciones y letales con el dispositivo. Estas armas son capaces de disparar y constituyen una violación a la estricta ley japonesa en lo que a las armas de fuego concierne.

Un hombre es arrestado por fabricar armas con su impresora 3D

 

Yoshitomo Imura, antiguo empleado de un instituto de tecnología en Fujisawa, fue arrestado en su hogar en la prefectura de Kawasaki en el mes de abril. La policía descubrió varias piezas y al menos dos armas de fuego, todo fabricado con una impresora 3D que Imura obtuvo a través de Internet por solamente $560 dólares. La policía decidió investigarlo de cerca luego de que el hombre colgó algunos videos en YouTube mostrando la construcción y uso de la pistola “Zig Zag”. Las fuerzas de la ley no fueron capaces de encontrar balas en la casa de Imura.

La corte encontró al hombre culpable de los delitos de portar y fabricar armas de fuego. El juez Koji Inaba dice que las acciones del acusado eran muy malas porque explicaba fácilmente cómo replicar la producción de armas, todo gracias a varios planos que Imura puso a disposición del público. Eso no es todo, porque al parecer esta persona no contaba con la habilidad requerida para utilizar pistolas.

Los abogados de Imura han declarado que su cliente no sabía que estaba rompiendo la ley al fabricar las armas, algo que él mismo indicó cuando fue arrestado.

Dado que los planos de este tipo de armas se pueden encontrar en Internet desde el año pasado, es raro que a esta altura no se hayan producido más arrestos.


Artículos relacionados

error: Contenido protegido.