Inicio » ¿Estamos asistiendo al fin del dinero fíat? Las criptomonedas y su futuro papel en la economía mundial

¿Estamos asistiendo al fin del dinero fíat? Las criptomonedas y su futuro papel en la economía mundial

La actual crisis no parece estar pasando factura a las criptomonedas, al menos de momento. Mientras otros sectores de la economía han sufrido un duro varapalo e incluso las monedas fiduciarias más fuertes del mundo se enfrentan a un proceso inflacionario alto -la tentación o necesidad de imprimir dinero mediante el cual financiar un inaplazable incremento del gasto público ya es una realidad- las principales criptomonedas se encuentran en el momento de escribir este artículo en un buen momento, con cotizaciones similares a la que tenían antes de que la pandemia se descontrolase en Europa del sur.

¿Podría ser esta crisis el punto de inflexión que marcase el despegue definitivo de las criptomonedas como medio de pago generalizado? Hoy hablar sobre eso y algunas cosas más. Sigue leyendo.

Valor de inversión consolidado

Aunque la idea embrionaria que dio lugar al nacimiento de bitcoin -la primera y más exitosa de las criptomonedas- fue precisamente que funcionase como medio de pago descentralizado, sin una autoridad central, que en este caso se vería sustituida por la confianza de sus usuarios y la red de Blockchain actuando como autenticador definitivo, todos sabemos que, a pesar de que la idea era atractiva, el uso más común por ahora es el de usar los criptoactivos para invertir, no usar nuestros ethereums, bitcoins etc., para pagar compras o servicios.

Hay una excepción importante, y es que XRP, criptomoneda de Ripple, sí que suele utilizarse como medio de pago, o al menos como instrumento para abaratar comisiones de pagos transfronterizos, donde antes habría que pagar onerosas tasas para convertir una moneda fíat en otra, ahora XRP se presenta como ingeniosa y novedosa manera de abaratar el envío de remesas de dinero entre países.

Por supuesto también podemos comprar la moneda de Ripple para especular, ahorrar o utilizar su cotización para realizar trading online gracias a los servicios de algún bróker, pero la utilidad práctica como dinero real de XRP es innegable y es de justicia destacarla.

Tarjetas de débito para pagar con criptomonedas

Gracias a que las criptomonedas suelen tener subdivisiones de sí mismas, que actuarían como las monedas de uno, diez o cincuenta céntimos en otras monedas -la unidad más pequeña en la que puede dividirse bitcoin es un satoshi, que vendría a ser la cien millonésima parte de un bitcoin-, podemos realizar pagos del día a día con tarjetas que ya permiten usar nuestras criptomonedas.

Si estamos un poco atentos y tenemos criptomonedas entre nuestros activos de inversión, podemos pagar servicios o productos con bitcoins cuando suban y de esta forma ahorrar.

Por ejemplo, si compramos bitcoins en el desplome de marzo a poco menos de 5.000 dólares y pagamos algo hoy con ellos, habremos ahorrado un buen dinero, ya que estos días anda rondando los 10 000 dólares. Eso sí, comparativamente no son muchos los consumidores que usan un activo tan valioso para realizar las compras del día a día, y no es de extrañar.

Especular con el precio de las criptomonedas sin vender nuestros activos

Si hemos comprado alguna criptomoneda antes del halving de bitcoin del pasado mayo, puede que las recientes subidas nos hayan tentado a venderlas y recoger beneficio. No seremos nosotros quienes les digan lo que tienen que hacer con sus inversiones, pero si quieren conservar las criptomonedas que ya han comprado a salvo por un lado, y aun así especular con la cotización de criptoactivos en general, existe el trading de CFDs con criptomonedas.

En esta modalidad de inversión no poseemos las criptomonedas, y por lo tanto podemos operar sin tocar nuestra cartera de activos, intentamos aprovechar las subidas para operar en largo y las bajadas para operar en corto.

Si por ejemplo creemos que va a subir el precio de bitcoin y queremos aprovecharlo sin deshacernos de los nuestros para recoger la plusvalía, abriremos operaciones en largo, si creemos que va a bajar, operaremos en corto.

Hay que decir que invertir en criptomonedas a través del trading de CFDs no es la panacea para ganar capital fácilmente, ni mucho menos, de hecho la mayoría de traders pierden más de lo que ganan, y eso lo avisan en todas las plataformas de trading online, además de los riesgos de grandes pérdidas o deudas en los que se puede incurrir. Lo que sí permite es el poder operar siempre, ya que permite abrir posiciones potencialmente ganadoras -igualmente potencialmente perdedoras- en cualquier situación.

Además, estos últimos años algunos brókeres han desarrollado herramientas que nos permiten minimizar los riesgos, como el negative balance protection, que evitará que nuestras cuentas terminen en negativo, es decir, con deudas. Si nos interesa la opción del trading será muy importante hacer un trabajo de campo antes de nada; tanto del bróker que vayamos a utilizar como de nuestras necesidades y perfil de trader que seamos, así como del mercado y operativa en la que pensamos adentrarnos.


Artículos relacionados:

Deja un comentario