Características de una Base de Datos

Quizá muchos hayan oído hablar sobre las bases de datos en algún momento, pero no necesariamente saben qué significan o de qué tratan. Las bases de datos resultar ser uno de nuestros mejores aliados a la hora de, bueno, almacenar datos, y es en parte gracias a ellas que la informática y sobre todo el mundo de Internet es lo que es hoy en día.

Si bien anteriormente ya publicamos un artículo sobre las ventajas y desventajas de las bases de datos, hoy abordaremos el tema desde un enfoque diferente, mostrando las principales características de las bases de datos modernas que potencian las aplicaciones de hoy en día.

Sigue leyendo para enterarte de todo lo relacionado a por qué las bases de datos son tan importantes.

Introducción

No podemos hablar sobre lo que caracteriza a una base de datos si primero no definimos qué son exactamente las bases de datos. Pues para explicarlo en forma sencilla, las bases de datos no son más que contenedores de información. Dependiendo del tipo de base de datos que estemos utilizando, la información se almacena y ordena en la base de datos de distintas formas.

¿Pero esas bases de datos dónde se guardan? Claro, las bases de datos no están “en el aire”, sino que están almacenadas en algún tipo de servicio destinado a tal fin, como puede ser por ejemplo un servicio de web hosting. También es posible montar bases de datos en otros entornos como servidores dedicados o incluso en la nube informática.

La utilidad de una base de datos como ya decíamos es la de guardar información, la cual se guarda manteniendo un cierto orden o estructura, de forma que posteriormente esos datos estén disponibles para ser accedidos cuando sea necesario. Para guardar información en una base de datos se utilizan distintos métodos.

Por ejemplo en páginas web es posible guardar datos en una base de datos mediante ciertos tipos de formularios. También se pueden insertar datos en forma manual mediante programas de manipulación de bases de datos como phpMyAdmin o por ejemplo desde una consola de SSH.

Existen ahí fuera muchos tipos distintos de bases de datos, algunas muy diferentes entre sí por cierto, aunque también se puede decir que existen características que son comunes entre todas ellas o entre una buena parte de ellas. Veamos entonces cuáles son algunas de las principales características de una base de datos.

Características de una base de datos

Top 10 características de una bases de datos

La lista en sí no la vamos a numerar, ya que la mayoría de estas características de bases de datos que veremos son igual de importantes, y la idea no es quitarle importancia a unas y darle a otras.

Son muy beneficiosas

Si crees que las bases de datos son solo un pequeño extra que se usa para potenciar algunos sitios web o aplicaciones entonces te equivocas, pues en realidad las bases de datos son extremadamente poderosas si se le das el uso correcto. El hecho de poder guardar datos de forma automática y después poder consultarlo acelera gran cantidad de procesos que de lo contrario se tendrían que realizar manualmente y demorarían horas.

Para que nos hagamos una idea, en una base de datos podemos guardar registros de prácticamente cualquier cosa que se nos ocurra, desde simples datos de usuario hasta reservas de vuelos.

Son seguras

Otra de las características de una bases de datos es que soporta el almacenamiento en la nube de manera codificada o cifrada, y además de esto se requiere de ciertos privilegios para poder acceder a ellas. ¿Qué quiere decir esto?

Que en el caso de un eventual robo o filtración de información es probable que un tercero no puedo realmente hacerse con el contenido de una base de datos, ya que al guardarse en forma codificada no se podrá interpretar normalmente, se requiere de una llave o clave particular para poder hacerlo.

Por otro lado, dado que los accesos requieren de un privilegio, no cualquier podrá acceder a la información que almacena una base de datos y además de esto incluso se pueden restringir los accesos a solo algunas secciones, de forma que por ejemplo un empleado solo pueda ver determinados datos de todos los que están almacenados.

Poseen acceso en simultáneo

Gracias a las bases de datos hay muchas páginas y secciones de un sitio web o aplicaciones que pueden funcionar en forma simultánea, es decir, varios usuarios pueden estar conectados a la vez haciendo consultas o modificaciones de datos sin interrumpir las tareas de otros. Esto es posible gracias a los privilegios y estructuras que las bases de datos manejan.

El soportar conexiones en forma simultánea asegura que la integridad de la base de datos se mantiene y no se borrará información por error durante un proceso, así como tampoco se sobrescribirán datos que no corresponda.

Podemos generar respaldos de ellas

Las bases de datos soportan la opción de generar respaldos, es decir, crear una copia de una base de datos en un momento determinado. Ese respaldo posteriormente podemos guardarlo por si en algún momento lo necesitamos. En caso de que se produzca pérdida de información u ocurra algo que nos lleve a tener que restaurar el respaldo, entonces podemos hacerlo si lo hemos conservado.

Es importante que a la hora de generar los respaldos se conserven los privilegios de usuarios, ya que es un punto clave para que posteriormente la aplicación o sitio web que utilizaba la base de datos pueda volver a funcionar con normalidad.

Siempre es muy buena idea tener respaldos a mano o guardados en el servidor que almacena nuestra base de datos. Dependiendo de qué tan crítico sean estos datos para ti y de la frecuencia con la que la base de datos recibe nueva información puede que necesites hacer varios respaldos al día o quizá con unas pocas copias a la semana sea suficiente.

Son independientes del código

Un punto muy importante de las bases de datos es que son independientes a los programas o sitios web que las utilizan, es decir, por un lado tendremos el código del sitio web, sus archivos y demás, y por otro se encontrarán las bases de datos, totalmente separadas de los archivos del sitio web.

¿Por qué es bueno esto? Por varios motivos: por un lado está el tema de la seguridad, ya que si un sitio web es vulnerado no necesariamente quiere decir que la información que almacena la base de datos se vea expuesta.

Por otro lado está el tema de los accesos, ya que es posible que necesitemos que los registros de una base de datos puedan ser leídos por varias aplicaciones o sitios web. En ese caso es imprescindible que la base de datos esté separada del código, de lo contrario tendríamos que tener una copia de la base de datos en cada web o aplicación y mantener todas actualizadas con la misma información sería complejo.

Son multiplataforma

Las bases de datos, o mejor dicho los distintos tipos de bases de datos que existen ahí fuera, son en su mayoría compatibles con varios sistemas operativos, incluyendo algunos de los más populares como Linux (y sus derivados) y Windows.

Esto es realmente estupendo, ya que no nos fuerza a tener que usar un sistema operativo en específico, al contrario, tenemos muchas opciones para elegir, dando más libertad a la hora de seleccionar el tipo de servidor en el cual echaremos a correr nuestras bases de datos.

Este punto es sin dudas muy bueno ya que hay software que lamentablemente solo está disponible para ciertos sistemas operativos, lo cual muchas veces se convierte en una limitante a la hora de llevar adelante algún proyecto.

Se pueden balancear

El balanceo de bases de datos es una técnicas vista a menudo en entornos donde se requiere que haya dos o más servidores despachando contenido de bases de datos.

La gran mayoría de los sitios de Internet no requieren de esto, pero algunos que reciben muchas visitas pueden llegar a un punto en que necesiten contar con un balanceo de bases de datos.

El balanceo consiste en que dos servers o más despachen el contenido de las bases de datos, lo cual ayuda a distribuir la tarea y por ende reducir la carga de los servidores. Es mucho más beneficioso tener dos servidores para bases de datos que uno solo, aunque claro, esto implica un mayor gasto en servers.

Hay de muchos tipos

Algo estupendo de las bases de datos es que se pueden adaptar a todo tipo de proyecto, y si el proyecto en el cual estamos trabajando no puede funcionar con un tipo de base de datos en particular entonces no hay problema, ya que de seguro ahí fuera vamos a encontrar otra clase de base de datos que sí se adaptará a lo que estamos necesitando.

Las bases de datos más populares son sin dudas las del tipo relacional, entre las que podemos encontrar por ejemplo a MySQL. Otro tipo muy usado aunque no tan popular como el anterior son las no relaciones, entre las que está por ejemplo MongoDB.

También existen otros tipos aunque no son ni por asomo tan usados como los anteriores. Entre estos podemos encontrar a las bases de datos en red, las jerárquicas, las bases de datos documentales, las orientadas a objetos, entre otras.

Sin dudas hay un montón de bases de datos distintas ahí fuera, así que seguro que alguna de ellas se puede adaptar a cualquier clase de trabajo o proyecto.

Tienen el respaldo de la comunidad

Existen varios proyectos de bases de datos que están en manos de empresas privadas, como es el caso de MySQL, Oracle o SQL Server, aunque existen otras que son desarrolladas y mantenidas por distintas comunidades, principalmente la comunidad del software libre.

Que estos proyectos tengan a gran cantidad de desarrolladores y colaboradores detrás de ellos habla mucho del gran trabajo que se realiza, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de estas comunidades de desarrolladores realizan estas colaboraciones sin intereses económicos de por medio.

Son gratuitas

Esta es una característica que aplica a la gran mayoría de las bases de datos ahí fuera. Incluso algunas que están en manos de empresas privadas como MySQL (que su dueña es Oracle) o SQL Server (desarrollada por Microsoft) cuentan con versiones gratuitas disponibles para todos los usuarios que deseen utilizarlas.

Cabe mencionar claro que siempre existen alternativas gratuitas ante el temor de que sean completamente privatizadas. El mejor ejemplo de esto es MariaDB, un proyecto creado a partir de MySQL (y compatible con el mismo) llevado adelante por el creador original de MySQL, luego de que fuera adquirida por Oracle.

Conclusión

Como hemos podido ver en esta oportunidad las bases de datos son un tema realmente grande sobre el cual se podría escribir mucho, en esta ocasión apenas hemos arañado la superficie de las características de las bases de datos.

Los puntos mencionados no aplican a todas las tecnologías de base de datos que hay en el mundo, pero sí a muchos de ellas, podemos a grandes rasgos podemos decir que las bases de datos son muy útiles si se usan correctamente y sirven para guardar información en de manera segura.

Además de eso, las bases de datos otras características como el acceso en simultáneo o la capacidad para generar respaldos. No olvidemos también el hecho de que son independientes del código, lo cual nos da más libertad para trabajar con ellas, algo que además está potenciado por el hecho de que sean multiplataformas, de tal manera que las podemos utilizar bajo distintos sistemas operativos.

Finalmente, no podemos dejar de lado el hecho de que hay muchos tipos de bases de datos y que es solo cuestión de encontrar la correcta para hacerla funcionar en un proyecto, y como si fuera poco podemos estar tranquilos al utilizarlas ya que tienen el respaldo de grandes comunidades de desarrolladores o de empresas.


Artículos relacionados

Reply

error: Contenido protegido.