Inicio » Aula Virtual: ¿Qué es y para qué sirve?

Aula Virtual: ¿Qué es y para qué sirve?

Gracias a la masificación de Internet y a las mejoras en las tecnologías en el mundo del hosting ha logrado nacer un concepto del cual se habla cada vez más: el aula virtual.

La ubicación de una persona ya no es un impedimento para tomar clases o lecciones, y de hecho existen miles y miles de cursos que se puede dictar a través de Internet, y una de las plataformas para llevar a cabo eso son justamente las aulas virtuales.

Si te interesa la temática del aula virtual y quieres aprender más al respecto o montar un propio entonces quédate aquí y sigue leyendo.

¿Qué es un aula virtual?

Un aula virtual, como su nombre indica, es un aula que se encuentra en Internet, es decir, es un espacio en la web el cual es utilizado por alumnos y profesores con distintas funciones, como puede ser dar clases, compartir ideas, presentar proyectos, entre otros.

La idea detrás de un aula virtual es que funcione de manera similar a como lo haría un aula físico de cualquier institución educativa, solo que este se encuentra montado en Internet.

Aula Virtual: ¿Qué es y para qué sirve?

Mediante la interacción en sistemas de chat y de mensajes, así como mediante conversaciones de voz y/o video, los alumnos y profesores pueden establecer una comunicación para lo que necesiten en relación al curso que están siguiendo.

Las aulas virtuales presentan ciertas ventajas frente a un aula tradicional, siendo los principales la eliminación de dos importantes limitadores como son la ubicación y el tiempo.

Hace 20 años no era posible tomar un curso sin tener presencia física en una cierta escuela, colegio o universidad, pero ahora eso cambió, pues muchos cursos se dictan por medio de Internet.

La otra gran barrera que han derribado las aulas virtuales es la del tiempo, ya que ahora la persona que decida tomar un curso no necesita adaptar su rutina o su vida diaria a horarios establecidos, sino que directamente el alumno es quien establece sus propios horarios y toma los cursos cuando lo desea.

Muchas clases que son dictadas en vivo posteriormente quedan disponibles en formato de video para que los alumnos que no la vieron en vivo puedan igualmente acceder a ella.

Otro importante aspecto de las aulas virtuales es que muchos tienen una enorme capacidad, de forma que se pueden dictar clases masivas, algo que requeriría un enorme espacio físico si se trata de un aula presencial. Además de esto la información y material de estudio se puede distribuir a todos los alumnos en simultáneo y rápidamente.

Pero claro, no todo es color de rosa, ya que las aulas virtuales aún pueden presentar ciertas desventajas en diversas situaciones, como por ejemplo si la persona tiene pocos o nulos conocimientos informáticos le tomará más tiempo adaptarse al funcionamiento del aula y a interactuar con ella, lo cual puede impactar negativamente en el rendimiento.

Dicho de otra forma, para poder usar un aula virtual necesitamos al menos habilidades informáticas básicas.

Por otro lado, en un aula virtual puede volverse más difícil motivar a los alumnos, al no disponerse de una presencia física. De por sí, incluso en aulas presenciales, a veces puede volverse complicado motivar e incentivar positivamente a un alumno, y esto por supuesto es una tarea mucho más desafiante en las aulas virtuales.

Otro punto importante es que las aulas virtuales pueden volverse inaccesibles en diversas situaciones donde se den fallas técnicas, ya sea si se presentan problemas en el servidor, o bien si la conexión de un estudiante tiene fallos, o lo mismo incluso con los dispositivos que se usen para conectar con el aula virtual.

Finalmente, la falta de docentes calificados puede ser un problema grave. Tener conocimiento no es suficiente para impartir clases, ya que es igualmente importante saber cómo transmitir estos conocimientos a los alumnos para que ellos puedan asimilarlos sin demasiadas complicaciones.

Un profesor que sepa mucho sobre una cierta temática pero no sepa cómo transmitir sus conocimientos correctamente no será un buen profesor. Tanto el conocimiento como la capacidad de transmitirlos son importantes, y lamentablemente este último punto es algo que falla en muchos aulas virtuales.

¿Cómo funcionan exactamente?

Un aula virtual, como ya decíamos, tiene varias similitudes con un aula tradicional, en el sentido de que allí se imparten clases y puede haber una interacción entre alumnos y profesores, aunque claro, todo esto se da de forma muy distinta a la enseñanza tradicional porque se hace todo por medio de Internet y haciendo uso de ciertas herramientas que vamos a detallar aquí abajo.

Foros

Los foros son lugares en los cuales se puede crear hilos o temas donde un usuario puede plantear una duda, preguntar algo o simplemente pedir la opinión de algo más con respecto a lo planteado. Dentro de este hilo tanto alumnos como profesores pueden ingresar sus respuestas, y, dependiendo del tema que se plantee, se puede dar origen a una larga conversación en que todos los involucrados intercambian conocimientos e ideas.

El foro es sin lugar a dudas una de las herramientas más importante para que alumnos y profesores se puedan comunicar adecuadamente, dado que muchas veces no todos los alumnos pueden asistir a las clases en vivo o a las sesiones en vivo para despejar dudas.

Sistema de chat

Los sistemas de chat son otro medio para que alumnos y profesores puedan interactuar, y generalmente están disponibles cuando se dictan clases en vivo o cuando se realizan sesiones para eliminar dudas por ejemplo. Se trata de un medio de comunicación que es rápido e instantáneo, y donde los alumnos pueden plantear consultas rápidamente y los profesores resolverlas.

Calendarios

El uso de calendarios es importante ya que permite a los alumnos conocer fechas y días importantes con respecto al curso que están tomando, como pueden ser por ejemplo jornadas para evacuar dudas, fechas de examénes y pruebas, fechas de entregas de tareas, entre otros.

El calendario es una herramienta muy importante para que los alumnos y profesores puedan organizar sus tiempos de forma adecuada, y así poder dar su mejor rendimiento durante el desarrollo del curso.

Clases en video

Las clases en video son otro de los pilares fundamentales de un aula virtual. Como decíamos, mucha gente opta por los cursos online al no tener disponibilidad horaria, de esa forma podrán realizar los cursos cuando tengan suficiente tiempo. Esto por supuesto también implica que no todos serán capaces de atender las clases en vivo.

Para quienes no puedan atender las clases en vivo, o para quienes deseen repetir una lección, están las clases en video, de hecho existen clases básicas que ya están pregrabadas y que no necesariamente se dan en vivo.

Material de estudio e información adicional

Como bien sabemos, la educación no termina solo en el aula, ya que es importante seguir estudiando incluso fuera de ella. Para esto, los profesores pueden brindar a los alumnos diversos materiales de estudio, como podrían ser por ejemplo infografías o libros electrónicos.

También se pueden incluir materiales de otros tipos, como links a charlas sobre el tema, videos informativos en plataformas como YouTube, entre otros.

Mediante una combinación de las herramientas ya mencionadas, e integrando incluso otras según el aula virtual, es como los cursos online se llevan a cabo. Son las características y funciones de un aula virtual lo que permite que esta pueda funcionar de la forma en que lo hace.

Origen del aula virtual

Y por supuesto como toda idea, las aulas virtuales tuvieron que nacer en la cabeza de alguien, o de varias personas incluso. Las aulas virtuales también tuvieron su origen, y es por supuesto muy reciente, ya que como decíamos fue gracia a la masificación de Internet que llevar a cabo esta clase de proyectos se volvió posible.

Hay que destacar una cosa importante: aula virtual y educación a distancia no es lo mismo, de hecho la educación a distancia existe hace más de 100 años, aunque parezca mentira. La educación a distancia nació de hecho en siglo XIX en Reino Unido y Estados Unidos, enviando los cursos en forma de correspondencia. Esto se expandió algunas décadas más tarde gracias a la radio, llegando finalmente a las transmisiones por televisión en 1963.

Como decíamos, la universidad a distancia no es nueva, pero las aulas virtuales sí lo son, aunque su idea lleva ya tres décadas ahí fuera: según Michalis Xenos, la idea surgió en el año 1986, es decir unos 15 años antes de la llegada masiva de Internet a los hogares. Fue en 1986 cuando Starr Roxanne Hiltz editó un artículo llamado “The Virtual Classroom: Using Computer-Mediated Communication for University Teaching” (El Aula Virtual: usando las comunicaciones mediante computadoras para el aprendizaje universitario).

Los primeros software orientados a aulas virtuales surgieron a fines de los años 90 y principios del siglo XXI, aunque ya algunos años antes existían sistemas donde estudiantes de universidades podían interactuar, sin embargo no se los consideraba aulas virtuales como tal. Hoy en día las herramientas más utilizadas para montar aulas virtuales son Moodle y Blackboard (catalogamos como plataformas LMS), que entren ambas abarcan aproximadamente el 70% de la cuota de su mercado.

¿El aula virtual es el futuro de la educación?

Esta es una pregunta que puede surgir a menudo en el ámbito de la educación en línea, y lo cierto es que su respuesta es muy sencilla: no del todo. ¿A qué nos referimos? A que las aulas virtuales seguirán siendo un medio de educación en el futuro pero no serán el único ni el principal, es decir, compartirán el futuro con las aulas tradicionales.

¿Y por qué esto? Pues por la misma razón que las aulas virtuales surgieron: tiempo y espacio. Las aulas virtuales surgieron por la necesidad de dar cursos a distancia y a personas que no tenían disponible mucho tiempo, o bien no podían trasladarse al lugar donde el curso se llevaría a cabo.

Estos dos factores son lo que condiciona a que las aulas presenciales sigan existiendo: hay gente que sí tiene tiempo para tomar una clase presencial y puede llegar al lugar donde se dicta.

Dicho de otra forma, las aulas virtuales son una parte del futuro de la educación, siendo la otra por supuesto la educación tradicional de forma presencial. Ambos modelos de enseñanza existen y seguirán existiendo juntos, que haya uno no implica que el otro vaya a desaparecer, y además teniendo en cuenta las ventajas y desventajas que poseen las aulas virtuales está claro que hay gente que no querrá tomar cursos en línea.

Tampoco se puede decir que un modelo de educación sea mejor que otro, pues si se ejecutan correctamente ambos pueden ser igual de buenos, solo que apuntarán a distinto público: quien tenga tiempo podrá tomar clases presenciales y quien no pues podrá optar por las clases en aulas virtuales.

Cabe mencionar además que hay profesores de enseñanza tradicional que también dictan clases en línea, así que no necesariamente tienen que ser modelos mutuamente exclusivos para el docente.

¿Qué necesito para montar un aula virtual?

Para poder crear nuestro propio aula virtual se requiere de varias cosas, siendo las más básicas un servicio de hosting, un dominio y un software educativo que será el cual nos permitirá crear el aula virtual. Vamos a ver en detalle en qué consiste cada uno de estos elementos.

Hosting

El hosting, conocido en español como alojamiento web, es un servicio que nos permite subir un sitio web a Internet. Las empresas que brindan el servicio de web hosting dan a sus clientes un espacio en un servidor para que estos puedan colocar allí un sitio web, de manera tal que el público en general posteriormente pueda tener acceso a dicho sitio a través de Internet.

Todos los sitios web de Internet, sin importar cuáles sean, están alojados en servidores. Los servidores son, explicado de forma sencilla, computadoras que están orientadas para alojar sitio web, es decir, guardar allí el contenido de una web y posteriormente mostrarlo a un usuario a través del navegador web de este.

En el mundo existen muchísimas empresas de hosting distintas, y muchas incluso brindan un servicio especializado para la implementación de aulas virtuales, es decir, un servicio que se encuentra optimizado para ser usado en educación online a distancia.

El hosting es uno de los requerimientos básicos y más importantes para poder tener un aula virtual, así que si vamos a contratar uno es importante que el mismo sea un servicio de calidad. Puede que nos cueste un poco más de dinero que un hosting barato, pero tener un servicio de calidad y estable nos brindará mucha más tranquilidad a la hora de trabajar en nuestro aula virtual.

Dominio

Para que el público pueda acceder a nuestra aula virtual vamos a necesitar un dominio. Un dominio es el nombre de un sitio web tal como se muestra en la barra del navegador, por ejemplo el dominio de esta web, Tecnomagazine, es tecnomagazine.net. El dominio por ejemplo de Google es google.com, y así hay una infinidad de ejemplos más.

Como decíamos, el dominio es necesario para que la gente pueda tener acceso a nuestro sitio web colocando la dirección en la barra del navegador. Si no tenemos un dominio entonces nadie podrá ser capaz de encontrar nuestra web, sería como pedirle a alguien que encuentre una casa y no decirle donde está ubicada exactamente.

El dominio es un servicio que la mayoría de las empresas de hosting proveen, así que en la empresa que contrates tu servicio de web hosting probablemente también vas a poder contratar tu dominio. Cabe mencionar que también existen empresas que se dedican solo a la venta de dominios, y por supuesto los costos varían de un registrante de dominios a otro, así que asegúrate de chequear varios y luego elige el que te parezca más adecuado.

Software

El otro requerimiento básico es imprescindible para poder montar nuestra aula virtual es un software. Si ya tenemos un hosting y dominio entonces solo vamos a necesitar el software adecuado. Este software irá instalado en el hosting que hemos contratado a la empresa proveedora del servicio de web hosting.

Existe gran cantidad de software para montar aulas virtuales, aunque si nos pides que te recomendemos uno entonces la mejor opción sería sin lugar a dudas Moodle.

Moodle es un software libre y se trata de la plataforma de educación online por excelencia, siendo el más usado de su tipo a nivel mundial. Si sabemos utilizar Moodle correctamente, vamos a poder montar nuestras aulas virtuales y cursos fácilmente, aunque claro, para eso es importante conocer y estudiar este software para aprender cómo utilizarlo exactamente.

Moodle es un software que se puede instalar en prácticamente cualquier hosting, ya que está desarrollado en PHP y aparte de eso bastará con tener una base de datos en MySQL para funcionar. Así que recuerda eso: si vas a utilizar Moodle asegúrate de que el hosting que vayas a contratar sea compatible con este software. La mayoría de los servicios de hosting lo son, pero siempre es mejor prevenir que lamentar.

En la actualidad Moodle cuenta con más de 160 millones de usuarios a nivel mundial y es utilizado en más de 100.000 sitios web en todo el globo, siendo el software más usado en la web para crear aulas virtuales y dar clases en línea.

Si por alguna razón no quieres utilizar Moodle, por supuesto existen otras alternativas ahí fuera. Algunas de las mejores alternativas a Moodle que se pueden encontrar incluyen BlackBoard, Chamilo, WordPress con LearnDash, entre otros.

Cabe mencionar que no todos poseen las mismas funciones ni tampoco todos son gratuitos (LearnDash por ejemplo es un plugin licenciado), así que lo ideal es que revises varios y te informes sobre las características de cada uno antes de tomar una decisión final.

Profesores

Puede sonar tonto pero otro de los requerimientos imprescindibles y obvio para montar un aula virtual son profesores, es decir gente con el conocimiento sobre determinada temática y además con la capacidad de transmitirla correctamente a los alumnos.

Recuerda que si no vas a dictar las clases por tu cuenta entonces va a ser necesario que dispongas del dinero suficiente para invertir en profesores, y por supuesto necesitarás tener contactos adecuados, es decir, conocer gente que sepa de los temas que serán tratados en tus cursos online.

Es extremadamente importante además que los profesores de tu aula virtual no solo tengan conocimientos sino que además sepan transmitirlos, porque si esto no se cumple entonces la educación online que se estará dando no va ser para nada efectiva y puede convertirse en un grave problema para tu marca o para tu empresa de cursos online.

Conclusión

El concepto de educación a distancia ha existido desde hace más de 150 años como ya se explicaba, sin embargo las aulas virtuales son mucho más nuevas, apareciendo aproximadamente hace 20 a 25 años, logrando un gran crecimiento a comienzos del siglo XXI gracias al avance de la tecnología y la llegada de Internet y las computadoras a la mayoría de los hogares del planeta.

Las aulas virtuales, como ya sabemos, son espacios en donde alumnos y profesores interactúan. Estas interacciones pueden ser de distinto tipo, ya sea entre alumno y profesor o bien entre un alumno y otro. En estos espacios los alumnos aprenden y amplían sus conocimientos sobre diversas temáticas, sus dudas son contestadas y se logra una estupenda interacción entre los participantes. Todo esto se logrado mediante ciertas herramienta como lo pueden ser foros de discusión, sistemas de chat, clases en video, etc.

Hay quienes afirman que el futuro está de la educación es online, pero eso no es cierto, ya que las aulas virtuales en realidad surgieron por una necesidad. La realidad es que el aula tradicional y el aula virtual seguirán coexistiendo en el futuro simplemente porque cada una de estos modelos está apuntando a un tipo distinto de público.

Si estás pensando en montar tu propio aula virtual recuerda que va a ser necesario que dispongas de ciertas cosas básicas para poder hacerlo, siendo estas un servicio de hosting, un dominio, personal capacitado para dictar los cursos y por supuesto un software que se usará en la creación y montado del aula virtual en sí.


Artículos relacionados:

Deja un comentario